Contrainsurgencia

Sin definir

¿Es necesaria una doctrina de Contrainsurgencia?

En mis tiempos de Caballero Cadete en la Academia General Militar y en la Academia de Infantería, las maniobras estrella —salvo en 5º curso, que eran las Cierzo— siempre consistían en un ejercicio de guerrillas y contraguerrillas. Ya como teniente, mis últimas maniobras en el, ya extinto, Batallón de Infantería Ligera “Lanzarote”, las realicé como jefe de la guerrilla.

La preparación logística del ejército español en el periodo de entreguerras: dos informes de Intendencia de 1932

La eficacia de la preparación de los ejércitos en el periodo de entreguerras (1918-1939) es un tema esquivo en la historiografía militar contemporánea. Valorar la organización y  calidad del adiestramiento de las unidades para el combate es complejo a priori, y el juicio se suele suspender hasta conocer el éxito o el fracaso de las operaciones  en las que dichas fuerzas intervienen.

El carro de combate en las campañas de Marruecos

En 1918, España se embarcó en la tarea de dotarse de carros de combate con el objetivo de destinarlos a las operaciones en Marruecos. Se eligieron los modelos franceses, en concreto el Renault FT 17[1]. En 1922, once de estos carros fueron llevados a Marruecos por el vapor Sorolla[2]. Con estos carros de combate se formó una compañía que participó en diversas acciones bélicas hasta que fue repatriada a la Península en 1926.

Métodos de contrainsurgencia en el Ejército español durante el siglo XIX

Durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840), la infantería liberal se enfrentó inicialmente a unos voluntarios carlistas con un alto grado de motivación. Conocedora del terreno, la infantería carlista desarrolló una guerra de guerrillas que le fue favorable. Utilizando pequeñas unidades se enfrentaron al ejército cristino, cuyas unidades se movían de forma «compacta», transportando víveres y lo necesario para combatir.

Páginas

Suscribirse a RSS - Contrainsurgencia