Carro de combate

Español

El carro de combate Trubia: estudio y fabricación de un carro nacional en España

La historia del carro de combate en España entre el final de la Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil era escasa. Se habían adquirido una serie de carros ligeros Renault a Francia en 1922 para destinarlos a las operaciones en Marruecos. A estos se unió el carro medio Schneider, utilizado como pesado, y las pruebas que se hicieron al Chenillete  ST. Chamond M-21. Sin embargo, más allá de estas compras de material extranjero, apenas se había hecho algo más en materia de carros.

El carro de combate en las campañas de Marruecos

En 1918, España se embarcó en la tarea de dotarse de carros de combate con el objetivo de destinarlos a las operaciones en Marruecos. Se eligieron los modelos franceses, en concreto el Renault FT 17[1]. En 1922, once de estos carros fueron llevados a Marruecos por el vapor Sorolla[2]. Con estos carros de combate se formó una compañía que participó en diversas acciones bélicas hasta que fue repatriada a la Península en 1926.

Suscribirse a RSS - Carro de combate