Tensión en el Golfo: una encrucijada perder-perder

Versión para impresiónVersión para impresión

En una aparente lógica de toma y daca varios incidentes en los últimos días se han sumado a la espiral de tensión en el Golfo. Por un lado, el supuesto derribo de un drone iraní cuando se aproximaba al buque norteamericano USS Boxer. Un extremo negado por el gobierno de Teherán, que de ser cierto validaría el ojo por ojo respecto al drone norteamericano abatido en junio. Por otro, la captura del petrolero de bandera británica Stena Impero este viernes, supone una respuesta fácilmente interpretable a la detención en las proximidades de Gibraltar del buque iraní Grace 1. A ambos hechos se suma un misterioso incendio en un almacén de misiles balísticos proporcionados por Irán a milicias chiíes de Irak, también el viernes pasado, donde murieron dos miembros del Hizbollah libanés. Un episodio del que Washington rápidamente se ha desmarcado pero que sirve como advertencia de que las crisis pueden agravarse por acontecimientos fortuitos o ejecutados por terceras partes.

Seguir leyendo el artículo en El País.

 

Javier Jordán es Profesor Titular de Ciencia Política y miembro del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI) de la Universidad de Granada. Es director del Máster-online en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional de la Universidad de Granada.