La estrategia rusa de poder entre los mares Negro y Caspio: el conflicto de Nagorno-Karabaj en el Cáucaso Sur

Versión para impresiónVersión para impresión

Trabajos académicos

En 2000 Rusia comenzó a recuperar influencia mundial y, sobre todo, regional, con la llegada al poder del presidente Putin y la acentuación de la escalada alcista de los precios de los hidrocarburos—en un ciclo caracterizado por la sobredemanda—iniciada en 1998, a la que se sumó la Segunda Guerra del Golfo.

La política energética rusa es la piedra angular sobre la que reposa dicha recuperación, y posee dos vertientes interrelacionadas: una interior, que consiste fundamentalmente en la práctica del «nacionalismo energético», y otra exterior —en la que se centrará este artículo— focalizada en la influencia rusa sobre tres regiones: la Europa postsoviética, Asia Central y el Cáucaso Sur (integrado por Georgia, Armenia y Azerbaiyán), que conforman el «extranjero cercano» o «esfera de influencia» de Rusia.

Descargar el artículo completo.

Referencia completa: José Antonio Peña (2018), “La estrategia rusa de poder entre los mares Negro y Caspio: el conflicto de Nagorno-Karabaj en el Cáucaso Sur”, Revista General de Marina, No 274, pp. 227-237.

José Antonio Peña es Profesor de Ciencia Política en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y miembro del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional, GESI.