Isnilon Hapilon, posible candidato a “emir” de Daesh en Filipinas

Versión para impresiónVersión para impresión

Blog Mosaico

El 23 de mayo operativos del ejército de Filipinas tomaron al asalto una vivienda franca en la ciudad de Marawi con el convencimiento de que en su interior se hallaban líderes yihadistas.

El Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Filipinas, General Eduardo Año, declaró que este asalto precipitó el ataque yihadista sobre la ciudad de Marawi planeado inicialmente para el 26 de mayo, fecha en la que estaba previsto se iniciase en Filipinas el mes sagrado del Ramadán.

También puntualizó que de haberse dado esa circunstancia los yihadistas se habrían hecho con el control de una cantidad de territorio aún mayor. La ofensiva sobre la ciudad de Marawi  provocó en sus dos semanas iniciales al menos 178 muertos e hizo necesaria una intervención militar a gran escala en la que fueron empleadas artillería y aviación de guerra para tratar de  hacer retroceder a los atacantes que se hicieron con el control de al menos el 10% de la ciudad. En los combates habrían participado un total aproximado de 500 yihadistas, 120 de los cuales habrían sido eliminados. Según el secretario de Defensa Delfin Lorenzana, entre los terroristas abatidos había ocho combatientes extranjeros originarios de Chechenia, Yemen, Malasia e Indonesia.

La agencia de noticias The Associated Press tuvo acceso a un video obtenido de un teléfono móvil incautado el asalto a la vivienda franca. Según fuentes militares el video habría sido grabado uno o dos días antes. El General Año confirmó que en la grabación, de poco más de dos minutos de duración, aparecían Abdullah Maute junto a sus dos hermanos Maddi y Omarkhayam. Los hermanos Maute lideran un grupo denominado Islamic State of Lanao conocido también como Maute Group. En abril de 2015 juraron públicamente lealtad a Daesh. En el video también aparece  otro individuo conocido como Abu Humam, componente de Khilafah Islamiyah Mindanao, un grupo yihadista no muy numeroso al que se le atribuye un ataque con bomba en un bar en Cagayan de Oro, una de las ciudades más importantes de Mindanao situada a no mucha distancia de Marawi, en el que fueron asesinadas ocho personas.

En el video también se podía ver al líder yihadista Isnilon Totoni Hapilon considerado por el FBI como uno de los terroristas más peligrosos y por cuya captura ofrece una recompensa de cinco millones de dólares, cifra a la que habría que añadir la de diez millones de pesos filipinos (alrededor de 180.000 €) que ofrece el presidente Rodrigo Duterte por su “neutralización”. A finales de enero de este año el secretario de Defensa Lorenzana afirmaba que Isnilon Hapilon había sufrido heridas de gravedad tras una incursión aérea de la aviación filipina en  Butig, Lanao del Sur, noticia que podría quedar en entredicho de confirmase la autenticidad del video.

Isnilon Hapilon en el centro de la imagen. Fuente https://www.apnews.com/8f6649e404964ab4a2d280537c86c83f/AP-Exclusive:-Video-shows-militants-in-Philippine-siege-plot

Isnilon Hapilon nació en la localidad de Bulana, en la isla de Basilan posiblemente el 18 de marzo de 1966, cursó estudios universitarios graduándose en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Filipinas. Desde el año 1997 ostentó diversos cargos de responsabilidad en la organización yihadista Abu Sayyaf, junto al líder de la organización Khadaffy Janalani, eliminado en diciembre de 2006. En mayo del año 2001 alcanzó relevancia a nivel internacional cuando, en unión de otros miembros de Abu Sayyaf secuestró a un grupo de 20 turistas en el Dos Palmas Resort en Palawan, la isla más occidental de Filipinas. Entre estos turistas había tres ciudadanos de Estados Unidos, uno de los cuales, Guillermo Sobero, fue decapitado en un acto que fue descrito por sus captores como un "regalo" a la entonces presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo. En julio de 2002 fue acusado en rebeldía por estos hechos por un tribunal de Estados Unidos y en 2004 la administración norteamericana pidió su extradición a las autoridades de Filipinas.

A mediados de la década de los 2000 formó parte del  Majlis Shura, el consejo consultivo de Abu Sayyaf, en unión de Radulan Sahiron, que lideraría el grupo tras la muerte de Janalani. Inicialmente desarrolló su actividad terrorista en su isla natal, Basilan aunque posteriormente se traslado a Butig, en Lanao del Sur. En 2008, las fuerzas armadas de Filipinas empleando artillería pesada y fuego de mortero, bombardearon un campamento de Abu Sayyaf en la isla de Jolo. Hapilon fue herido en una mano. En otra operación militar ejecutada en 2013 también sufrió heridas.

Es posible que la esposa de Hapilon sea la viuda de Zulkifli bin Hir, también conocido como Marwan, un malayo miembro de Jemaah Islamiyah, especialista en la elaboración de explosivos que murió en Filipinas mientras estaba en compañía de miembros de Abu Sayyaf. En abril de 2016 en el transcurso de una operación antiterrorista del ejército filipino en Basilán  resultó muerto el hijo de Hapilon, Ubaida Hapilon.

Abu Sayyaf acabó fraccionándose en dos partes: por un lado quedaron los seguidores de Radulan Sahiron, el dirigente del grupo cuya base se encontraba en la isla de Sulu por lo que pasaron a ser conocidos como la “facción de Sulu” y por otro lado los seguidores de Hapilon denominados como la “facción de Basilan”. A comienzos del año 2016 Isnilon Hapilon y dos líderes yihadistas más, uno conocido como Abu Anas al Muhajir, identificado como emir de Katibat Ansar al Sharia y Abu Harith al Filipini, un representante del líder de Katibat Marakah al Ansar, anunciaron públicamente el Baya'at , juramento de lealtad, al líder de Daesh, Abu Bakr al Baghdadi. La respuesta del “califa” llegó el 14 de febrero de ese año a través del la productora de Daesh, al-Furat Media, en un mensaje mediante el cual se aceptaba el Baya'at .

Isnilon Hapilon proclamando  su lealtad a Daesh Fuente http://www.longwarjournal.org/archives/2016/02/philippines-based-jihadist-groups-pledge-allegiance-to-the-islamic-state.php

Según Aymenn Jawad Al-Tamimal-Tamimi, desde la dirección de Daesh no existe un verdadero convencimiento de la existencia de las circunstancias adecuadas para el establecimiento de una wilaya (provincia) en la región al no haber una unión fuerte entre los distintos grupos yihadistas que operan en la zona y por lo tanto podría estar esperando a que las distintas organizaciones  se agrupen en torno a un “emir” fuerte antes de que materializar finalmente la creación de una “provincia”. El papel que parece estar adquiriendo Isnilon Hapilon, si se confirma que tuvo un gran peso en la organización del ataque a la ciudad de Marawi, puede hacer de este un candidato con muchas posibilidades de convertirse en “emir” de Daesh en la región si antes, claro está, no es eliminado.

Luis Antonio González Francisco. Diploma de especialización Análisis del Terrorismo Yihadista, Insurgencias y Movimientos Radicales (V Edición), Universidad Pablo de Olavide (Sevilla).