El Vecindario oriental de la Unión Europea y los conflictos post-soviéticos

Versión para impresiónVersión para impresión

Revista de Estudios en Seguridad Internacional

La desaparición abrupta de la Unión Soviética vino acompañada por un conjunto de conflictos de muy diversa tipología que han provocado un elevado grado de complejidad a los ya convulsos procesos de construcción de estatalidades independientes. El secesionismo en cascada de entidades territoriales y administrativas ha sido una herramienta muy eficaz en manos del Kremlin para potenciar sus intereses en buena parte del espacio post-soviético.

La política exterior de Rusia en este vecindario compartido con las fronteras orientales de la Unión Europea ha otorgado prioridad absoluta a la consecución de sus intereses-definidos en sus diversos documentos estratégicos- vulnerando los principios y normas del Derecho Internacional Contemporáneo. El intervencionismo ruso en los diferentes territorios de las repúblicas independientes adquiere diversas modalidades y, desde el verano de 2008-con las fuerzas armadas rusas entrando en Georgia para apoyar militarmente a los secesionistas de Abjasia y Osetia del sur- se ha intensificado. En el año 2014, con la anexión de Crimea y el conflicto en los distritos orientales de Ucrania, el expansionismo ruso parece haber alcanzado un camino sin retorno. Especialmente por la inacción de la comunidad internacional y el retorno de Rusia a un papel protagonista en un orden multipolar claramente en construcción.

Leer el artículo completo.

Referencia completa: José Ángel López Jiménez, “El Vecindario oriental de la Unión Europea y los conflictos post-soviéticos”, Revista de Estudios en Seguridad Internacional, Vol. 4, No. 2, (2018), pp. 49-66.